distanceLos cursos de inglés u otros idiomas a distancia poseen mayor flexibilidad de horario y de sitio. Se puede aprender el idioma desde casa o desde la oficina en el horario que sea más conveniente. Además, aprender un idioma en línea con Oxford House tiene ventajas pedagógicas. Nuestros cursos a distancia incluyen:

Teléfono o Skype

Cursos individuales en el horario que más convenga.

E-Learning

Cursos en grupo utilizando nuestra aula virtual.

Blended learning

Cursos que mezclan clases presenciales y en línea.

Para gente interesada en enriquecer su inglés rápidamente, los cursos individuales por teléfono o Skype pueden ser la mejor opción. Pero como actualmente hay muchas empresas ofreciendo clases por teléfono, sugiero que se aseguren antes de empezar de que tendrán una buena revisión después de cada clase. En mi experiencia, esto es algo que Oxford House hace mejor que cualquier otro.

– Director de una Compañía de Servicios Financieros

La clase por teléfono o Skype es de 20 minutos y está basada en tareas, preparación y feedback por e-mail por parte del profesor.

Precios desde 17,50€ por clase (30 minutos).

Se trata de clases de inglés u otros idiomas en grupo y con profesor. El rol del profesor es muy parecido al de la clase presencial; resuelve las dudas de los alumnos, corrige sus ejercicios y propone tareas. La diferencia radica en que todo esto se lleva a cabo utilizando Internet como herramienta de trabajo. Los participantes usan el aula virtual en lugar de un aula real. La clase dura una semana y durante la misma, los alumnos se conectan y participan de las distintas actividades, tareas y fórums cuando más les conviene. Así leen, escriben y escuchan el idioma igual que en una clase presencial. Para practicar la oralidad, el e-learning se combina con clases por teléfono o Skype, o con clases presenciales en grupo (blended learning).

Precios desde 33€ por hora

¿Qué es “Blended Learning”? Blended Learning -también llamado b-learning- es un término inglés que se traduce como “Formación Combinada” o “Enseñanza Mixta”. Se trata de una modalidad de estudio semi-presencial que incluye tanto formación no presencial (cursos en línea, conocidos genéricamente como e-learning) como también formación presencial. Se combinan las ventajas de la enseñanza en línea (aulas virtuales, herramientas informáticas, Internet) con un profesor como supervisor de los cursos. A diferencia del aprendizaje a distancia tradicional, el aprendizaje electrónico aprovecha todos los recursos que ofrecen Internet y la informática para brindarle al alumno una gran cantidad de herramientas didácticas que hacen que el curso on-line sea más dinámico, fácil de seguir e intuitivo. Eso incluye la posibilidad de usar el teléfono o Skype para practicar la comunicación oral. Hay que tener en cuenta que no se aprende un idioma con un ordenador sino con un profesor; al igual que en las clases presenciales.
En e-learning el rol del profesor es muy parecido al de la clase presencial: resuelve las dudas de los alumnos, corrige sus ejercicios y propone trabajos. La diferencia radica en que todas estas acciones se realizan utilizando Internet como herramienta de trabajo. En b-learning (blended learning), el tutor combina el e-learning con clases presenciales. La forma en que se combinan ambas estrategias dependerá de las necesidades específicas de cada curso, dotando así al b-learning de una gran flexibilidad.

¿Cuánto cuestan las clases a distancia?

Medir el tiempo en clases presenciales es fácil. Si el profesor pasa una hora con los participantes es una hora de clase. El profesor también debe preparar la clase. Hablar de “una hora en línea” significa que durante la semana el profesor está trabajando entre una hora y una hora y media aproximadamente. Prepara los materiales y ejercicios, interviene en fórums, les contesta a los participantes, propone tareas, da feedback, etc. Así, el coste de “la hora de clase en línea” está alienado con el coste de la clase presencial.

Ventajas

Flexibilidad. La parte del curso en línea transcurre durante la semana pero no tiene un horario específico. Los participantes trabajan dónde y cuándo les conviene. Sin embargo, se comprometen a cumplir una cantidad fija de trabajo semanal. Ciertas tareas en el aprendizaje del idioma (ejercicios de gramática, lectura, comprensión oral, correspondencia por e-mail, etc.) se hacen igual de bien o incluso mejor en línea con el apoyo de un profesor. El uso de un aula virtual (en inglés VLE, Virtual Learning Environment) tiene ventajas importantes a la hora de almacenar material y hacer un seguimiento de los participantes. También es importante el contacto personal y directo con el profesor a través de fórums, correo electrónico, teléfono o Messenger.
Acceso permanente a: – las listas de asistencia – los apuntes de las clases semanales – relación de la participación y tareas hechas por cada participante. Formación presencial con profesor (en b-learning): Podemos impartir clases presenciales en las dependencias de la empresa, desplazándose el mismo profesor del trabajo en línea. Las clases se pueden programar con periodicidad semanal o en bloques intensivos. La clase presencial o “Workshop” estará enfocada en actividades prácticas orales que compaginen con el trabajo en línea de la semana. En caso de no poder organizar clases presenciales, recomendamos la incorporación de clases por teléfono o Skype.

Creemos que el aprendizaje a distancia funciona mejor cuando capta, lo más posible, la dinámica del aprendizaje presencial. Una sensación de aislamiento puede provocar que un alumno abandone un curso a distancia. Nuestros cursos de e-learning se basan en las siguientes claves para asegurar la constante motivación del estudiante:

  • Variedades en los modos de aprendizaje: A través de nuestra aula virtual se utilizará Internet para comunicarse con el profesor y con los compañeros de clase, acceder a diversos materiales y llevar a cabo las tareas de aprendizaje.
  • Interacción: Nuestra aula virtual (o VLE “Virtual Learning Environment”) permite la comunicación con el profesor y los demás estudiantes del curso, tanto por razones sociales como de estudios. Habrá tareas para hacer en pareja o en grupo, igual que en una clase presencial con la diferencia que, en lugar de trabajar todos juntos a la misma vez (trabajo sincronizado), se puede conectar y contribuir en los momentos más convenientes para el alumno (trabajo no sincronizado).
  • Una clase real con compañeros: En muchos cursos a distancia, los estudiantes empiezan y terminan los cursos en cualquier momento del año y se encuentran con una cantidad infinita de otros estudiantes en varias etapas de los cursos. Nuestros cursos tienen fechas concretas de inicio y finalización y un número definido de estudiantes (máximo 12), al igual que nuestros cursos presenciales. Habrá tareas y fechas de entrega específicas y se tendrá que mantener un ritmo de trabajo apropiado. Es decir, la flexibilidad está limitada para mantener alta la motivación.
  • Fácil de usar: Es muy fácil usar el sistema en línea aunque nunca se haya usado algo parecido antes. Habrá un apoyo constante del profesor para resolver cualquier duda y para asegurar que los alumnos estén al día. Utilizamos “Moodle”, un ambiente virtual de aprendizaje que permite descargar información y material para el curso, acceder a materiales en línea, participar en conversaciones no-sincronizadas, enviar trabajos al profesor, comunicarse con el profesor y otros participantes del grupo e interaccionar de manera similar a una clase convencional con el profesor y los demás participantes.

¿Te interesan nuestros cursos?

Rellena el formulario y pronto nos pondremos en contacto con vosotros.

captcha